febrero - 2018

Caso de éxito: CCU Temuco

CCU TEMUCO Y EL CAMINO PARA SER UNA EMPRESA CERO BASURA

Posterior a dos años de trabajo e importantes metas de recuperación junto a la empresa administradora de residuos integrales Eco-Lógica, la planta de CCU Temuco alcanzó la meta Cero Basura, es decir, no enviar ningún gramo de desechos a un relleno sanitario.

Bajo el propósito de mejorar todos los procesos en pro de una mayor eficiencia y en equilibrio con el planeta y las personas, dejando una huella positiva a largo plazo, CCU Temuco en 2009 definió metas medioambientales para el año 2020. Para esto definió tres objetivos claves:  disminuir en 20% las emisiones de gases efecto invernadero, aumentar al 100% la valorización de los residuos industriales y reducir en 30% el consumo de agua.

En base a esto, hace dos años, Eco-Lógica, empresa dedicada a la administración integral de residuos, y CCU, comenzaron a trabajar en torno al propósito de CCU de segregar adecuadamente los desechos con la meta de recuperar el 100% de éstos por medio de reciclaje, compostaje, reutilización o combustible alternativo, alcanzado este desafío el 1º de enero de 2018.

“Iniciando este 2018 nos encontramos con los indicadores para el 2020 prácticamente cumplidos, por lo que ya estamos trabajando en nuestra visión medioambiental 2030. La gestión de sustentabilidad es un proceso continuo que cruza toda la cadena de valor” mencionó Mauricio Pérez, gerente CCU Temuco.

Por medio de este compromiso que se inició hace dos años aproximadamente, CCU adoptó el modelo de gestión entregado por Eco-Lógica, con el cual pasaron de trabajar con empresas que retiran la basura, a trabajar con una que administra residuos en dirección al Cero Basura, en este caso Eco-Lógica.

Para esto,  el equipo de Eco-Lógica estudió la producción de sus residuos y procedimientos y, en base a eso, ejecutó un plan que contó con metas de recuperabilidad, infraestructura, personal capacitado encargado del patio de residuos, tecnología y capacitación a los empleados.  “A cada uno de nuestros clientes les retiramos los residuos, administramos sus patios de residuos, los clasificamos y preparamos para que sean retirados. Nos encargamos del proceso completo, es decir, desde la clasificación hasta el envío de cada uno de los desechos a los lugares correspondientes, siempre con la meta de no enviar ninguno a relleno  sanitario”, dice Juan Pablo Marín, socio de Eco-Lógica.

CCU reconoce el fuerte compromiso por parte de Eco-Lógica para cumplir sus objetivos medioambientales enfocados en el Cero Basura,  con el objetivo de ir un paso más allá. “Hemos logrado tener un sistema de gestión sistematizada de manejo de residuos. Junto a Eco-Lógica, abordamos estratégicamente las demandas de sustentabilidad que enfrenta nuestra empresa”, mencionó Pérez.

Mes a mes CCU recibe por parte de la empresa administradora, sus índices de recuperabilidad, lo que les permite ver cómo han evolucionado y en donde aún queda trabajo por hacer. Además, les permite tener claros los volúmenes producidos y desde que área de la empresa vienen.  Estos índices también pueden ser analizados en tiempo real, permitiendo actuar a tiempo frente a cualquier irregularidad relacionada a los residuos, junto a los detalles operacionales y legales de cada uno de los movimientos que se realizan dentro de la empresa.

El compromiso del Cero Basura trajo consigo un cambio cultural  en las personas que forman parte de CCU, asumiendo un rol proactivo tanto en el contexto laboral como en el personal.  Esto gracias a campañas de sensibilización y educación entorno al reciclaje y que hoy forman parte de su vida cotidiana.

“Al demostrar a diario con hechos concretos nuestro compromiso con el planeta y las personas, creemos estar más cerca de cumplir con nuestro propósito. Y este es un desafío que enfrentamos a diario trabajando todos en colaboración y con Eco-Lógica” agregó el gerente de CCU Temuco.