julio - 2018

CACHANTUN COINCO CERO BASURA

Región de O’Higgins

Eco-Lógica y Cachantún logran convertir planta de Rancagua en CERO BASURA

Este trabajo se enmarca en un plan mayor desarrollado por CCU que, en su búsqueda de una operación sustentable, fijó a 2020 reducir emisiones de gases de efecto invernadero, el consumo de agua y aumentar la valorización de los residuos industriales

Es cada vez más común encontrar empresas u organizaciones desarrollando planes estratégicos de sustentabilidad con el objetivo de disminuir el impacto de su operación en el entorno, procesos que también son utilizados como una oportunidad para analizar y repensar diferentes procesos internos con el objetivo de hacerlos más eficientes.

Es el caso de la planta de Cachantun ubicada en Coinco, Región de O’Higgins, donde se fijaron como objetivo valorizar la totalidad de sus residuos industriales, para lo cual buscaron un socio estratégico que fuera capaz de guiarlo para lograr esta meta. “En octubre de 2016 comenzamos a trabajar junto a Eco-Lógica y hemos dado grandes pasos, los que hoy nos permiten cumplir este objetivo y contar con una planta que da valor a todos sus residuos industriales”, revela el Sub Gerente de Operaciones de la planta Cachantun Coinco, Stefano Utili.

Lo anterior significa no enviar ningún desecho a un relleno, es decir, recuperar el 100% de estos recursos a través de la derivación a puntos de reciclaje, reutilización, compostaje o generación de combustibles alternativos.

El gerente Comercial y socio de Eco-Lógica, Juan Pablo Marín explica que, “nuestro modelo de gestión de residuos permite a cualquier generador de residuos como oficinas, colegios, empresas y municipalidades, transformarse en Cero Basura por medio de una operación simple, medible y aplicable”.

Para esto, han desarrollado un servicio que permite a los generadores tercerizar completamente el manejo de los desechos, haciéndose responsables desde la administración del patio de basura hasta la entrega de los residuos en los lugares de reciclaje. “Además contamos con software que reúne toda la información respecto de nuestra gestión, a partir del cual se implementan programas de recuperación y ahorro”, cuenta Marín.

“En todo este proceso, Eco-Lógica ha sido un socio estratégico implementando su sistema de gestión de residuos, además de prestar constante apoyo para capturar eficiencias y oportunidades que nos han permitido acelerar el ritmo de mejora de la planta en cuanto al manejo de sus residuos”, detalla Utili.

Para Cachantun el trabajo no termina aquí, ya que este desafío se enmarca en un plan mayor desarrollado por CCU que, en su permanente búsqueda de una operación sustentable, fijó a 2020 reducir en 20% las emisiones de gases de efecto invernadero, reducir en 30% el consumo de agua, y aumentar al 100% la valorización de los residuos industriales.