mayo - 2019

EL CERO BASURA LLEGA A ESTABLECIMIENTOS EDUCACIONALES

EL CERO BASURA LLEGA A ESTABLECIMIENTOS EDUCACIONALES

  • Con presencia en variadas industrias, como laboratorios, retail y alimentación, Eco-Lógica sumó dentro de sus clientes el colegio Nido de Águilas. Con esta alianza espera que el establecimiento educacional alcance el desafío Cero Basura y que las próximas generaciones entiendan la relevancia de administrar los residuos generados.

Santiago, mayo 2019.- Empresas, universidades, hospitales, casas privadas y colegios, todos generan toneladas de residuos al mes que terminan en rellenos sanitarios. Frente a esta problemática el Cero Basura liderado por Eco-Lógica y que ya cuenta con más de 20 casos de éxito, es una opción real para el problema de la “basura”.

En su labor de waste management la empresa administra los residuos de sus clientes con foco en recuperar el 100% de estos, a lo que se sumó un nuevo desafío durante la primera quincena de abril, el colegio Nido de Águilas.  La tarea que comienzan con el establecimiento educacional tiene muy motivado a la empresa y esperan que se conviertan en un modelo a seguir para otros colegios.

“Hasta la fecha hemos trabajado con industrias muy variadas, pero nunca con un colegio, lo que nos motiva bastante, ya que además de ser una nueva oportunidad para demostrar que cualquier tipo de generar puede ser Cero Basura, permitirá permear los desafíos del país en torno a los residuos en las próximas generaciones” mencionó el gerente de Eco-Lógica, Juan Pablo Marín.

Previo a trabajar con Eco-Lógica tres empresas administraban los residuos del colegio, lo que complejizaba la gestión en términos operacionales y de manejo interno, esto los llevó a buscar un gestor que pudiera manejar todo el proceso.

“Buscábamos que una empresa se hiciera cargo de la gestión de todos nuestros residuos. Así, tuvimos múltiples reuniones con Eco-Lógica, quienes nos mostraron su servicio. Internamente nos encantó el software Dashboard que permite ver lo que estamos desperdiciando y recuperando; nos gustó la idea de simplificar la situación actual” comentó la Facilities Assistant, del colegio Nido de Águilas, Alisha Stiteler

El equipo además fue a visitar la planta de transferencia de Eco-lógica, donde pudieron conocer cómo opera la compañía, cómo llega material a la planta y cómo se clasifica.

El colegio tiene múltiples metas, entre ellas lo primero es capacitar a las personas en cómo diferenciar los residuos que van en cada container. Segundo, identificar los residuos que están “botando” y así desarrollar campañas educativas en reducción. Hoy cuentan con muchos residuos orgánicos, como pasto, por ejemplo, que podrían reutilizar de maneras más eficientes, además de materiales como cartón, papel, vidrio y Tetrapak.

En esta misión el rol de los estudiantes es clave, aseguró Alisha Stiteler, quien observa que los estudiantes ya vienen enchufados con el tema del cuidado del planeta. “Las nuevas generaciones tienen más conocimientos de las consecuencias y del impacto de nuestros consumos. Ellos ya se preocupan de cambiar sus hábitos y no tienen ningún problema de confrontar por ejemplo a alguien que botó una botella plástica en vez de reciclar. Serán los que harán el cambio y quienes crearán soluciones a los problemas que las generaciones anteriores creamos, por eso es relevante sumarlos a este desafío” agregó

“Esperamos que más colegios y todo tipo de generadores se sumen a este desafío, solo así seremos en un futuro un país Cero Basura” Finalizó Marín.